Los 4 estilos de comunicación

Contenidos

¿Qué es comunicar?

Esta fue la pregunta que surgió durante una conversación con unos compañeros de profesión….

¿Comunicamos solo cuando hablamos, o también cuando callamos? ¿hay diferentes formas de comunicarse?

¿Identificamos la comunicación con las palabras o también la identificas con tu comportamiento, con tus gestos…?

La RAE define comunicar como: 1. Hacer a una persona partícipe de lo que se tiene. 2. tr. Descubrir, manifestar o hacer saber a alguien algo. 3. tr. Conversar, tratar con alguien de palabra o por escrito. U. t. c. prnl.  4. tr. Transmitir señales mediante un código común al emisor y al receptor.

Las palabras son importantes

Así que ¡SI! Las palabras son importantes, es quizá uno de los instrumentos más habituales para poder comunicar en el mundo actual, en nuestro trabajo, en las organizaciones, pudiendo ser esa palabra escrita o hablada.

Sin embargo la comunicación va más allá de las propias palabras que emitimos, porque comunicamos incluso cuando estamos callados, cuando estamos parados, cuando estamos teóricamente “sin hacer, ni decir nada”….

Comunicamos mucho más de lo que decimos

Comunicamos con nuestro silencio; Comunicamos con nuestra actitud, con nuestra postura corporal; Comunicamos con nuestras palabras, con la entonación, con el volumen, con la velocidad con la que hablamos….

De ahí la importancia de esta “skill” o habilidad, porque es imposible no comunicar, estamos comunicando constantemente, de forma consciente y una gran parte de manera inconsciente.

Tanto si tienes un equipo y personas a tu cargo como si trabajas en equipo con otros colegas es importante tener en cuenta cual es la forma en la que te comunicas con los demás para asegurarte que el mensaje que emites es aquel que quieres enviar. Para ello es fundamental conocer tu propio estilo de comunicación e identificar el estilo de tu interlocutor.

Los 4 estilos de comunicación que podemos encontrarnos en el ámbito laboral

Hay cuatro estilos principales con características claramente diferenciadas: el pasivo, el agresivo, el pasivo-agresivo y el asertivo. Vamos a ver alguna peculiaridad para cada uno de ellos.

Estilo de comunicación pasiva

A los comunicadores pasivos les cuesta expresar lo que piensan, lo que quieren dejando a menudo sus necesidades de lado y adoptando una postura de adaptación a lo que los demás digan, con frases como “está bien lo que digas”, “bueno… no importa me parece bien lo que dices”….; son personas que evitan los conflictos, no les gusta exponerse en público y grupos grandes. Suelen ser personas que pasan por tímidas y muchas veces hasta desapercibidas.

Comunicación agresiva

En cambio aquellas personas que expresan lo que quieren y lo que piensan de manera “demasiado directa”, sin tener en cuenta a los demás, poniendo sus intereses por encima de todo con un tono fuerte, seco a menudo desagradables y pudiendo incluso llegar a ser violentas son las personas con una comunicación agresiva. No les importa los sentimientos de los demás y suelen hablar mucho más que todas las demás en conversaciones o reuniones, no dejando lugar para que los demás opinen y menospreciando las opiniones ajenas.

Comunicación pasivo-agresiva

Los pasivo-agresivo, en cambio tienen un toque de ambos. No son directos si no que más bien expresan lo que les molesta a través de indirectas. El tono suele ser un tono desagradable al igual que sus miradas o gestos sin embargo las palabras que utiliza son palabras agradables. No hay coherencia en la comunicación verbal y la paraverbal y depende mucho de con quien estén comunicándose.

Comunicación asertiva

Y la comunicación asertiva, que es la más efectiva, es aquella en la que el emisor del mensaje es capaz de expresar sus opiniones, sentimientos, ideas de manera clara, concisa y concreta teniendo en cuenta al interlocutor, si herirle, ni hacerle daño, con el respeto y la consideración que ambos merecen.

Los líderes con una comunicación asertiva generan equipos potentes, capaces de resolver conflictos, solucionar problemas en un clima de confianza y seguridad. A su vez desarrollan y potencian las relaciones interpersonales dando prioridad a la escucha y generando alternativas y opciones mucho más poderosas que las que una persona sola podría generar.

La comunicación asertiva requiere de una madurez y un conocimiento de uno mismo para saber qué es lo que se quiere comunicar y comunicarlo desde la calma.

Conoce más sobre la comunicación asertiva en nuestro artículo especializado.

Saber comunicarse es una de las skills más demandadas en el ámbito laboral y una de las claves para desarrollarse como líder. Por eso el acompañamiento de nuestros coaches expertos en comunicación es clave en situaciones que requieren un gran dominio y desarrollo de esta soft skill. Si quieres saber más sobre como puede ayudarte Mindbly, solicita una demo.

Guía Mindbly

Cómo el coaching consigue el ROI y como calcularlo

Contenidos

Revoluciona el desarrollo de tu organización. Contacta con nuestro equipo

También te puede gustar

Consejos prácticos sobre gestión de equipos y personas con nuestras píldoras gratuitas mensuales

Mindbly une tecnología, medición y coaching para crear líderes inspiradores y eficientes.

Impulsado por:

© 2024 Mindbly todos los derechos reservados.